La Divina Proporción

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿Se han preguntado por qué algunas personas son más atractivas que otras? ¿Son los ojos? ¿El cabello? ¿La sonrisa? ¿Por qué algunas personas que tienen características similares entre sí, son más o menos atractivas para nosotros?

Aunque no lo crean, existe una base científica que lo explica desde el punto de vista matemático: ¿Les suena la secuencia Fibonacci que vieron en el Código da Vinci? Bueno pues esta secuencia tiene escondida una proporción: Phi Φ (ojo, no confundir con Pi π) este número, es el gran responsable de muchas secuencias que se reproducen en todo nuestro entorno, de hecho, Phi es conocido en el mundo de los matemáticos como un número irracional ya que sus decimales siguen hasta el infinito. En palabras del gran Luca Pacioli:

“Se le ha llamado proporción divina, porque no existen palabras que describan a Dios, así como no hay números que describan a Phi”.

A lo largo del tiempo, el hombre siempre se ha preocupado por tratar de explicar los fenómenos de la naturaleza, la concha de los caracoles, la disposición de los pétalos de una rosa e incluso el vuelo en espiral del halcón a la hora de cazar; el hacer este tipo de observaciones ha llevado a la humanidad a medir todo y, ¿De qué se dieron cuenta? Pues de que todo guarda una misma proporción.

Phi es más que un número, es la relación que guarda la naturaleza en sí: La disposición de las hojas en una planta, la relación que existe entre los segmentos del cuerpo e incluso a nivel facial. Es la relación que guarda la distancia entre ambos ojos con el ancho de la boca, esta relación es de 1.61803.

El hombre de Vitruvio, de Leonardo da Vinci, guarda esta proporción; entendido el número Phi, ¿Existe una relación con la belleza de una persona? La respuesta es sí, y en el ámbito médico ha sido un cirujano, Stephen Marquardt, el que ha estudiado este fenómeno con mayor detalle.

Stephen Marquardt elaboró una máscara en base a la divina proporción, teniendo como medidas más importantes: La distancia entre ambos ojos, lo ancho de la boca y la distancia que existe desde la glabela (entrecejo) hasta el estomion (donde se unen los labios) y ha encontrado que la relación que se guarda es la misma que Phi. La máscara ha sido completada con triángulos y con pentágonos áureos, para poder ajustarla a la cara completa de una persona.

Los resultados han sido fascinantes, la máscara no sólo ha mostrado que entre más similitudes haya con ésta, la persona es más atractiva, sino que también ha mostrado que no importa la raza, ni el sexo de la persona, e incluso el tiempo ya que la máscara ha sido aplicada a los bustos de Nefertiti, quien vivió hace más de 250 mil años,  y siempre muestra lo mismo: Entre mayor coincidencia exista con la cara de la persona, ésta será más bella.

Actualmente, las mujeres que se consideran matemáticamente más atractivas son:

  1. Amber Heard
  2. Kim Kardashian
  3. Kate Moss
  4. Emily Ratajkowsky
  5. Kendall Jenner

Y en cuanto a hombres:

  1. George Clooney
  2. Brad Pitt
  3. Bradley Cooper

Si analizamos a nuestras 5 mujeres más guapas matemáticamente y las evaluamos en base a la coincidencia de la máscara, vamos a encontrar ciertos rasgos que las definen, obviamente hay más factores que influyen, pero las luces y sombras que proyectan en estas características y que las hacen similares a la máscara de Marquardt  son las siguientes, PERO, ¿Adivinen qué? La gran mayoría son manipulables con procedimientos estéticos, así que mencionaré la característica y luego lo que podemos hacer en Cirugía Plástica Lomas para emular estos rasgos que las hacen atractivas, pongan atención:

1. Pómulos prominentes con una ligera sombra debajo de éstos.

Tres alternativas:

  1. Relleno facial: Juvederm® Voluma a nivel malar.
  2. Lipoinfiltración de tu propia grasa a nivel malar.
  3. Resección de bolsas de Bichat (ojo, no por completo porque puede ser contraproducente) todo depende de las características de nuestro paciente.

2. Ceja ligeramente arqueada, sobre todo en la porción lateral.

Dos alternativas:

  1. ¡Botox®! El Botox® dará una forma muy estilizada a tu ceja.
  2. En ocasiones es necesario también un relleno facial como Juvederm® Volift para dar esa convexidad a la ceja.

3. Nariz estrecha y afinada (el ancho de la nariz debe de ser igual al ancho de un ojo).

Una sola alternativa:

  1. Rinoplastia, no hay más. Si quieres que tu nariz esté perfectamente en armonía con el resto de tu cara lo ideal es una rinoplastia balanceada y en proporción a tus características faciales, desafortunadamente el uso de rellenos jamás podrá recrear o afinar una nariz, su uso es limitado en este sentido. Ver el blog de rinomodelado.

4. Labios llenos y perfilados.  

Dos alternativas:

  1. Perfilado: En Cirugía Plástica Lomas usamos el relleno facial Juvederm® Volbella para recrear ese efecto de contorno alrededor de los labios.
  2. Volumen: En Cirugía Plástica Lomas usamos el relleno facial Juvederm® Volift o Volbella para aumentar el volumen de los labios, una alternativa puede ser la lipoinfiltración con tu propia grasa.

5. Mentón estrecho, pero prominente.

Tres alternativas:

  1. Implante de mentón (el más usado).
  2. Rellenos faciales como Juvederm® Voluma, en ocasiones pueden ser necesarios más de 3 ml. La lipoinfiltración con tu propia grasa también puede ser una alternativa (sólo en casos de correcciones leves).
  3. Cirugía ortognática (para casos más severos).

Después de saber esto, ya tienen el secreto de la belleza, depende de ustedes aplicarlo.

Atte. Dr. Ilich Ríos

Cirujano Plástico Certificado