Reducción de senos ¿Lo necesito?

lun May 28, 2018

Hola nuevamente a todos, es un placer seguir escribiendo estos blogs que ayudan a orientar a mis pacientes y a mis futuros pacientes. El día de hoy abordaremos un tema muy interesante que nos muestra la conjunción perfecta entre la cirugía estética y la cirugía reconstructiva: La reducción de senos.

Las pacientes que buscan este tipo de cirugía tienen síntomas físicos como dolor de espalda, dolor en el cuello, marcas del bra en los hombros de manera permanente, pero también síntomas psicológicos como timidez o depresión (la cual se presenta con mayor frecuencia en adolescentes) y también pueden tener síntomas médicos como infecciones recurrentes en los pliegues (intertrigo).

Orientaremos este blog hacia los síntomas que nos hacen saber si eres candidata a una mamoplastía de reducción. Pero, para poder hablar de ello, primero tenemos que definir lo que es considerado una hipertrofia mamaria, hipertrofia virginal, gigantomastia y cuáles son sus causas.

La hipertrofia mamaria es el resultado de una respuesta anormal del tejido de la mama al estímulo hormonal, particularmente a los estrógenos, lo cual genera una proliferación de tejido fibroso, tejido graso y en menor grado, tejido glandular, lo que provoca un aumento considerable de tamaño, esto es más común en pacientes que han terminado su ciclo reproductivo y que han terminado de lactar.

Cuando se presenta en pacientes de menos de 20 años, es considerada una hipertrofia virginal, y ésta, puede iniciar entre los 11 y los 14 años de edad. Hablamos de gigantomastia cuando la cantidad que retiramos de cada mama como cirujanos ¡Excede los 1800 gramos por lado!

Pero bueno, ahora sí entrando en materia, cómo saber si eres candidata a este tipo de cirugía. Existen criterios mayores y criterios menores:

CRITERIOS MAYORES

-Mamas extremadamente grandes (hablamos de copas DD en adelante)

-Dolor en los hombros

-Dolor de espalda, sobre todo espalda alta

-Timidez extrema, ya sea psicológica o sexual

-Intertrigo recurrente (infecciones en los pliegues en más de una ocasión)

CRITERIOS MENORES

-Incapacidad para hacer ejercicio (te estorban o te limitan la actividad)

-Dificultad para respirar durante el ejercicio

-Dificultad para encontrar ropa que te quede

-Surcos o coloración morada en los tirantes del bra

Si presentas un criterio mayor o más de 2 criterios menores te invitamos a que agendes una cita, quizá seas candidata a una mamoplastia de reducción.

Si ya has completado tu ciclo reproductivo (ya tuviste los hijos deseados) o ya no quieres tener hijos, es una opción muy segura. En caso contrario, y aún no has tenido hijos, la posibilidad de amamantar después de una mamoplastía de reducción puede disminuir hasta en un 30%, sin embargo, con todas las opciones de nutrición para tu bebé que existen actualmente esto no significa un problema.

En un estudio realizado en mujeres sometidas a este tipo de cirugía, más del 90% de las pacientes presentaron una mejora importante en la calidad de vida, así que ¿Por qué esperar?

En Cirugía Plástica Lomas estamos para ayudarte.

 

Atte. Dr. Ilich Ríos

 

 

Fuente. Plastic Surgery. Neligan Elsevier 2013.