Mommy Makeover: Abdominoplastia VS Lipoescultura ¿Cuál me toca? Parte II

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

LIPOSUCCIÓN Y LIPOESCULTURA

La liposucción o lipoescultura es una cirugía que tiene como objetivo principal el embellecimiento no solamente del abdomen, sino de todo el cuerpo, removiendo grasa de zonas en las que la dieta y el ejercicio no funcionan y aumentándola en zonas donde pueda hacer falta (como caderas y glúteos), ojo, no es una cirugía para bajar de peso, de hecho, en más del 90% de nuestras pacientes el peso se mantiene igual, lo que tratamos de cambiar, es la distribución que tiene esa grasita en tu cuerpo.

Con ello no solamente conseguimos los mejores resultados estéticos, sino que también evitamos complicaciones, ya que al no remover grandes volúmenes de grasa, no te descompensas y tu recuperación es rapidísima.

¿En qué consiste?

Consiste en la extracción de tejido graso mediante pequeñas incisiones (heridas) de menos de medio centímetro, en las que introducimos cánulas, que son pequeños tubos de metal con un orificio en la punta, mediante ese orificio se aspira la grasa a remover.

Como ya debes de haber escuchado, hay muchos tipos de liposucción, (mecánica, ultrasónica, térmica, laser, VASER, microaire, etc.) lo que ya será un tema para otro blog. El principio es el mismo, y cada técnica tiene ventajas y desventajas que en otra oportunidad les contaré.

¿Quiénes son candidatas?

La selección del paciente es importantísima en este tipo de cirugía. Ya que a quienes se sugiere solamente una lipoescultura deben de cumplir muchos requisitos entre los cuales destacan:

  • Ser pacientes que se ejercitaban de manera frecuente previo a embarazarse.
  • No haber subido más de 7-8 kg durante sus embarazos previos.
  • Tener una adecuada calidad de piel (es decir, que no se hayan formado estrías durante el embarazo sobre todo a nivel del abdomen).
  • Índice de masa corporal menor de 24.
  • Tener menos de 40 años, si es posible, menos de 35 (por la calidad y elasticidad de la piel, la cual se va perdiendo con la edad).

Como pueden ver, los requisitos para ser una buena candidata para una lipoescultura son más que para realizarse una abdominoplastia, y la razón es simple y lógica: Si buscas un resultado excelente, con un periodo de recuperación rápido, para volver a tu actividad física lo antes posible, y con un mínimo porcentaje de complicaciones, debemos de realizar éste tipo de procedimientos en aquellas pacientes a las que no tengamos que remover más de 4 litros de grasa (de preferencia menos de 2 litros) y que además tengan buena elasticidad en la piel, ya que, en caso contrario, lo único que generaremos es que la piel se cuelgue por completo, provocando un mal resultado.

¿Cuáles son los beneficios de esta cirugía?

Como la abdominoplastia, tiene muchos, el más importante también, es el efecto sobre tu autoestima. Siempre te has cuidado, te has ejercitado y sabemos que posterior a tener hijos, tratas de recuperar la figura que tenías previo al embarazo, y sabemos lo complicado que es, en el caso de pacientes como tú, sabemos que el problema no está en ese bultito de la parte de abajo del abdomen, sino en la distribución de la grasa en tu cuerpo.

Durante el embarazo, sufres muchos cambios hormonales que generan una distribución anómala de ésta, las pompis bajan, las caderas también y la parte baja de la espalda aumenta de volumen. Además de ello, hay mayor presencia de grasa tanto arriba como debajo del ombligo y a nivel de los brazos.

El hacer dieta y ejercicio diario, parecen no funcionar de la misma manera que antes de tener bebés. No te preocupes, con ésta cirugía lograremos redistribuir nuevamente esa grasita para que obtengas la figura que tenías previo a tu embarazo. Si cumples todos estos requisitos y cuidados, podrás regresar al gym en un par de semanas y realizar todas tus actividades desde los primeros días de operada.

¿Cuáles son los riesgos y las complicaciones que se pueden presentar?

Como en el caso de la abdominoplastia, también es importante hablar de éste tipo de aspectos. En el caso de la lipoescultura los factores de riesgo y las precauciones que seguimos se equiparan con las mencionadas en la primera parte de este blog, por lo que si no lo leíste, te sugerimos hacerlo.

Sólo me gustaría enfatizar un aspecto importante: en Cirugía Plástica Lomas NO realizamos liposucciones de grandes volúmenes, nuestro límite son 4 litros de grasa extraídos en una cirugía. Consideramos que al tratarse de un procedimiento estético debemos de garantizar la seguridad y la rápida recuperación de nuestro paciente. Estamos en contra de las transfusiones rutinarias, los periodos prolongados en quirófano o los periodos largos de recuperación para éste tipo de cirugías. El movimiento inmediato posterior a tu cirugía no sólo te hará sentir mejor, sino que también te ayudará a prevenir complicaciones.

La lipoescultura, al igual que la abdominoplastia, es una cirugía en extremo gratificante, pero que debe ser considerada sólo por aquellas pacientes que son candidatas y que tienen el compromiso a llevar a cabo una recuperación y cuidados precisos posterior a ella, si por alguna razón no eres candidata aún, acércate a nuestro equipo, juntos lograremos que cumplas los requisitos para tu cirugía, y pues si ya eres candidata.

Atte. Dr. Ilich Ríos

Cirujano Plástico Certificado