Lo que siempre quisiste saber y nunca te atreviste a preguntar acerca del… Botox®

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

¿A partir de qué edad es recomendable usar Botox®, cuál es la duración de sus efectos y existen contraindicaciones?

Edad:

No existe una edad específica para el inicio de la aplicación del Botox®, lo que recomendamos en Cirugía Plástica Lomas® es que tu primera aplicación sea cuando empieces a notar arrugas finas en la región de la frente, entrecejo o patas de gallo.

Al inicio, estas arrugas sólo se notan cuando haces gestos, por eso se les llaman arrugas dinámicas. El objetivo del Botox® es actuar precisamente sobre éste tipo de arrugas para detener su formación y evitar que se profundicen y que por lo tanto, se queden marcadas aunque no hagas gestos (arrugas estáticas), normalmente estas arrugas aparecen alrededor de los 25-30 años (aunque como leerás más adelante, dependiendo de que tipo de paciente seas, se presentarán antes o después).

Si ya tienes más de 25, sugerimos que te veas con mucho cuidado frente a un espejo y evalúes si ya tienes algunas arrugas finas, además de leer nuestro segundo punto a continuación.

¿Duración del efecto?

La información que encontrarás en la red te va a decir que la duración del Botox® es entre 3 y 6 meses, lo cual es correcto aunque no del todo, vamos a ser más específicos en nuestra explicación, así que pon mucha atención:

La duración del Botox® varía de acuerdo al tipo de paciente, en general existen tres tipos de pacientes basados en el tono muscular: Quinéticas, hiperquinéticas e hipertónicas.

Para definirlo de manera más fácil sólo tienes que pensar cuál es tu expresión favorita respecto a los músculos de tu cara:

“Muevo mis músculos cuando quiero”: Felicidades, eres quinética. En este tipo de pacientes, hay una concordancia entre la emoción y la expresión de la cara, por ejemplo, si estás enojada, frunces el ceño, si te sorprenden, levantas las cejas, pero cuando estás en reposo no formas ningún tipo de arruga, en éste tipo de pacientes el Botox® puede tener una duración de 6-7 meses e incluso más tiempo, son las candidatas ideales para el uso de Botox®.

Pacientes hiperquinéticas: La diferencia con el grupo previo es que este tipo de pacientes mueven los músculos de la cara no necesariamente acorde con lo que quieren expresar, por ejemplo: Estamos charlando con alguien y estamos elevando las cejas o frunciendo el ceño aunque no estemos enojados o sorprendidos, nuestros músculos lo hacen de manera involuntaria, esto genera que las arrugas nos empiecen a salir a menor edad. En este tipo de pacientes  el Botox® tiene una duración promedio de 4 a 6 meses, e incluso menos. Este tipo de pacientes es el que busca con mayor frecuencia el tratamiento con Botox®.

Pacientes hipertónicas: Es el desenlace de las pacientes hiperquinéticas que no se atienden desde jóvenes, no pueden relajar la expresión y con frecuencia les preguntan “¿Estás enojada?”; al ser manejadas con Botox® la arruga no desaparece por completo por lo que habitualmente hay que combinar el tratamiento con un relleno. La duración del efecto del Botox® en este tipo de pacientes es entre 1 y 2 meses, por lo que las reaplicaciones son muy frecuentes.

Como ya leyeron, el efecto del Botox es diferente en cada tipo de paciente, por lo que sugerimos que siempre seas valorada por un Cirujano Plástico Certificado previamente para te indique qué tipo de paciente eres y por lo tanto, la frecuencia de reaplicación del Botox®.

¿Contraindicaciones?

Y ya para no aburrirlos hablaremos de las contraindicaciones del Botox®, las cuales a grandes rasgos son las siguientes:

  • Enfermedades en la transmisión neuromuscular como:
    • Esclerosis lateral amiotrófica (lo que tenía Stephen Hawking)
    • Miastenia gravis
    • Esclerosis múltple (con afección facial)
    • Síndrome de Eaton Lambert
  • Alergias a componentes específicos (por ejemplo, en el caso del Botox, pacientes que tienen algún componente alérgico al huevo deben avisar antes, para realizar una prueba terapéutica, pues puede existir una reacción cruzada).
  • No se ha reportado ninguna alteración o malformación en pacientes embarazadas o que están lactando, sin embargo, se contraindica su uso en estos dos periodos por seguridad, por lo que siempre solicitamos a nuestras pacientes la fecha de su última regla.
  • Pacientes con trastornos de la coagulación o que se encuentren en tratamientos anticoagulantes (aspirina, clopidogrel, warfarina), son una contraindicación relativa, pues el único riesgo es que hagan moretes con mayor facilidad.

Atte. Dr. Ilich Ríos

Cirujano Plástico Certificado

Fuente: Botulinum Toxin in Aesthetic Medicine. De Maio, Rzany. Springer 2009.